Entrevistas de Tango, Noticias de Tango

FALLECIO EL MAESTRO ALBERTO PODESTA

Alberto Podestá 22-9-1924 / 9-12-2015
Alejandro Washington Alé (conocido como el maestro Alberto Podestá) nació en San Juan, Argentina el 22 de septiembre de 1924 y fallació hoy.
“…Yo quisiera ser recordado simplemente como Alberto Podestá, siempre me interesó ser un hombre correcto… una buena persona, nada más.”


PODESTA, EL CANTOR DE TANGOS
Lo recordamos con la nota publicada en la revista de Enero de 2011

Alberto Podestá es parte de la historia del tango, dueño de una de las mejores versiones (a mí humilde entender) de Percal, la gente lo llama maestro pero él no acusa recibo. El encuentro es en un bar del centro. Nos recibe con una cálida sonrisa y nos “agradece” el habernos hecho tiempo para realizarle la nota.

Este señor de 86 años que nos agradece la nota, a los 16 integró la orquesta de Miguel Caló, cuando era la “orquesta de las estrellas” y gente como Francini y Pontier, Julio Ahumada, Domingo Federico, Eduardo Rovira, Héctor Stamponi y Oscar Maderna formaban en sus filas. También estuvo en la de Carlos Di Sarli, que le costó, dice, más de un llanto por los celos del otro cantor, el popular Roberto Rufino. Y en las de Pedro Laurenz, Edgardo Donato, Francini-Pontier. Formó parte del Café de los Maestros, cantó tango en el teatro Colón y hoy sigue cantando en milongas y realizando shows por la ciudad.

¿Cómo empezó todo? ¿Cómo ingresó a la orquesta de Miguel Caló?
En el 39 me vine desde San Juan junto a mi hermano mayor a probar suerte. En un determinado momento estuve a punto de volverme, porque ni para pagar la pensión tenía. A través de una chica que vivía en una pieza vecina, logré acceder a donde tocaba Roberto Caló. Conseguí que me escuchara cantar, le gustó y me dijo: Pibe, mañana te llamo y te presento a mi hermano. Yo no le creí demasiado pero cumplió.

Miguel Caló me tomó prueba durante toda una tarde hasta que se decidió. No le convencía mucho la forma en que pronunciaba las erres, características de mi provincia. Finalmente me aceptó y debuté en el cabaret Singapur, que estaba en Corrientes y Montevideo. En esa época Buenos Aires era una fiesta, a la que yo pude quedarme.

¿Cómo eran las presentaciones en aquellos tiempos?
Se trabajaba en bailes, cabaret y radios. Había mucho más trabajo que ahora. Existían bailes populares todos los viernes, sábados y domingos. Se realizaban 350 bailes todas las semanas y cada orquesta iba a un club y hacia dos o tres salidas de media hora.

¿Y cómo es su presente?
Sigo presentándome, en general en milongas. Lo hago acompañado de guitarras y el show dura aproximadamente 40 minutos. Ahora me estoy presentando con Luis Fillipelli en Los 36 Billares. Hacemos mitad del show cada uno. Cantamos, contamos anécdotas y charlamos con la gente. Terminamos haciendo un dúo que a la gente le gusta mucho. El es muy buen cantante y para mí es un gusto enorme.

¿Se imaginaba este presente en aquellos primeros tiempos?
De joven pensaba, ¿hasta cuando cantaré?, yo empecé a los 8 u 9 años, ha pasado mucho tiempo y creo que aún puedo hacerlo medianamente bien. Me siento bien y cuando canto estoy tranquilo.

¿Cómo vive cada presentación?
Soy un hombre grande y a pesar de todo lo vivido, siempre antes de cada presentación tengo los nervios de aprendiz. Disfruto mucho del cariño del público.

¿Qué tiene que tener un cantante de tango?
El cantante de tango tiene que tener personalidad. Un estilo propio es lo más importante, buscar la forma de llegar al público.

¿Qué consejo le daría a alguien que sueña con esta profesión?
Yo empecé a cantar en las fiestas de mi colegio, en San Juan, tendría no más de 8 u 9 años, y después de tanto tiempo el mejor consejo que le puedo dar es que escuche a Gardel.
Que observe como canta, no solamente su voz, su personalidad, lo que transmite cuando canta. Y que nunca copie, que cante siempre con su propia personalidad.

De chico ¿Cómo soñaba ser como cantante?
Yo siempre quise ser Podestá, nunca copiar, y con mi propio sentimiento soñaba darle al pueblo lo que el pueblo quería.

¿Qué significa el tango para usted?
El tango ha sido mi vida. Me ha dado y le he dado todo. Gracias a el tengo amistades y el cariño del público, que para un artista, es la más importante que hay.

¿Siente que algo le quedo pendiente?
No creo que me quede nada pendiente. Solo espero que la vida me dé unos años más para poder terminar bien mi carrera. No dando lástima o pena. Yo quiero dejar al tango, y no que el me deje a mí.

¿Y cómo le gustaría ser recordado?
Yo quisiera ser recordado simplemente como Alberto Podestá, siempre me interesó ser un hombre correcto… una buena persona, nada más.

Entrevista exclusiva realizada por Juan Pablo Librera para Revista PUNTO TANGO 51 / Enero 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s