Entrevistas de Tango, Noticias de Tango

LA CONFUSION DE LOS MUCHOS ESTILOS. Por Manuel Gonzalez

Algo muy común entre los que bailamos tango, es cuando surge una época, en donde nos invade el furor y la locura de no poder parar de bailar, tomar clases y milonguear “mucho, mucho, mucho”, como si fuera la última vez. Haciendo a veces, que uno tome varias clases de diferentes estilos al mismo tiempo.

Esto se ve mucho también en los extranjeros, que vienen por poco tiempo y quieren aprovechar tomando 4 o 5 clases al día y además milonguear. Esto en teoría, pareciera ser beneficioso: Muchas clases = mucho aprendizaje.

Pero cuando uno toma clases de diferentes estilos (aunque todas sean buenas clases), se aprenden cosas totalmente diferentes y hasta disciplinas contrapuestas entre sí. Y aquí comienza una desorientación total. Uno no termina por aprender correctamente ningún estilo. Confunde uno con otro, cambia de técnica todo el tiempo y pierde el hilo del desarrollo del estilo de la danza.

No es porque un estilo sea mejor que otro. Sino de que las técnicas de cada estilo y según cada profesor, varían hasta lo inimaginable. (Incluso entre mismos estilos, hay profesores que los enseñan diferentes)

Veamos ciertas diferencias que nos pueden exigir distintos estilos:
Ciertos estilos o profesores, piden Un abrazo abierto y a distancia con manejo de brazos y eje central, otros requieren un Abrazo Cerrado con apile(*) central, peso en metatarso y equilibrio individual, otros con apile central y equilibrio compartido, otros con medio apile y ligera presión en mano izquierda del hombre y equilibrio compartido, otros abrazo abierto con distancia media equilibrio en eje y posibilidad a abrirse o acercarse , otros con medio apile y conexión de la cabeza, y hasta abrazo abierto con equilibrio sostenido por los brazos con peso hacia fuera! Además de esto, hay quien enseña que la mujer debe bailar en puntas de pie y que el hombre siempre debe pisar primero con el talón y luego punta. También se puede escuchar en algunas clases, que se debe estirar las rodillas al pisar, y en otras nunca… Como vemos, la variedad y diferencias, son abrumadoras.

Imaginemos el desconcierto de alguien que en un mismo día, toma 3 clases, y recibe 3 indicaciones “diferentes” sobre un mismo tema o técnica.

El cuerpo es un instrumento complejo, y también lo es el pensamiento. Digo esto, porque lamentablemente, los desarrollos y caminos de la mente y el cuerpo, no tienen los mismos tiempos. Lo más común, es que la cabeza entienda y aprenda primero, y el cuerpo apenas lo registre, y en un proceso mas largo, este lo acepte y resuelva tiempo después.

Mi consejo es que quien aprende Tango, debería decidirse inicialmente, a aprender un solo estilo. Probando clases de diferentes estilos para luego elegir el más apropiado para su gusto, y así desarrollarlo en profundidad. Siempre teniendo en cuenta de que esta elección no anulará el futuro aprendizaje de otros estilos, y que además de el estilo, es importante sentirse cómodo con el ambiente y compañeros.

Un estilo no se aprende en semanas ni meses; lo más común es que lleve algunos pocos años, pero lo bueno de esto, es que una vez de que se aprende “bien” un estilo, se puede comenzar por aprender otros estilos, con más facilidad sin perjudicar el ya aprendido. El cuerpo ya no tiene los temores y durezas del principiante, pero a veces si, lamentablemente, el “Ego” de ya saber bailar. Cuando uno empieza un nuevo estilo ya sabiendo bailar otro, siempre se debe aprender el nuevo con el mismo proceso, anterior: empezando de nivel inicial principiante, aunque uno sea veterano, avanzado y hasta bailarín profesional en el estilo que se aprendió anteriormente. Ya que como mencioné antes, las técnicas, son muy pero muuuy diferentes. Paciencia, interés, práctica, atención y desarrollo son lo mas importante, y nunca estar ansioso/a por bailar “ya” el nuevo estilo. Por tanto, No debiera interferir el que uno/a poseyera ya, sabiduría en otro estilo. Sabio, es quien siempre desea aprender.

(*) Apile: Contacto o comunicación de pecho a pecho.

 

Nota de Manuel Gonzalez (El Amague Tango Escuela), publicada en Revista PUNTO TANGO 22 de Agosto de 2008.
Foto: Juan Pablo Librera / www.juanpablolibrera.com/

Anuncios

3 thoughts on “LA CONFUSION DE LOS MUCHOS ESTILOS. Por Manuel Gonzalez”

  1. Me parece que no deberían dar consejos. Aunque cada profesor insista en decir que su estilo es el correcto, finalmente cada uno bailara como pueda y a su propio estilo.

    Me gusta

  2. Coincido en parte de lo comentado,creo y mi me pasa que cada uno crea su propio estilo, a lo largo del tiempo uno suma clases y modifica pasos de acuerdo al gusto, nadie es dueño de la verdad, los profesionales no tienen nada que ver con los milongueros, ellos dan exhibiciones y nosotros mantenemos los códigos que nos enseñaron y nos manejamos dentro del mágico abrazo, eso es lo que vale! Abrazar y mantener la musicalidad, pisar muy bien a TIEMPO, luego mejorar día a día con creación propia o ajena obvio, mirando se aprende. Muchas gracias por dejarnos opinar. Abrazo!

    Me gusta

  3. Pensaba dejar mi opinión, pero finalmente decidí que mejor es dejar que todo siga su curso natural, cada uno/a desarrollará su propio camino de aprender e irá descubriendo los secretos de este baile, aunque algunos/as, por inexplicable razones, avanzan y retroceden permanentemente. Buena suerte para todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s