federico-ibanez-y-nuria-lazo
Entrevistas de Tango, Mundial de Tango, Noticias de Tango

FEDERICO IBAÑEZ Y NURIA LAZO

Entrevistamos a la pareja de bailarines de General Pico, La Pampa: Federico Ibañez y Nuria Lazo, que entre otros logros, obtuvieron el 4º puesto en la categoría Tango Escenario del Mundial de Tango 2015.

¿Cómo se conocieron?
Es una historia muy larga, pero se relaciona con dos cosas muy importantes para nuestras vidas; la primera es la danza y la segunda tiene que ver con nuestro lugar en el mundo que es La Pampa, lugar de donde somos oriundos, más específicamente de General Pico.

Vivíamos muy cerca cuando éramos niños, pero nunca llegamos a conocernos en nuestro barrio. Íbamos a escuelas diferentes que estaban muy cerca la una de la otra, pero la danza fue la que nos llevó a encontrarnos. Nuria bailaba folklore en la Academia el Calden, desde los cinco años. Y a los pocos años me sume yo. Se podría decir que Nuria tendría 9 años y yo 11. A partir de ahí comenzamos nuestro camino junto con el baile. La danza folklórica nos llevó por distintos lugares, y junto al Ballet “Alma de la Tierra”, de la misma ciudad, conocimos diferentes grupos de acá, de Buenos Aires, lo que nos generó ganas de aprender mucho más y nos terminó trayendo al IUNA (Actualmente UNA Universidad Nacional de las Artes).

Se puede decir que hace más de 15 años que bailamos juntos y que compartimos la misma obsesión, la misma pasión que nos hace elegir y vivir de esta profesión día a día.

¿Qué hacían antes de conocerse?
Nuria: era muy chica y solo sé que mi madre me llevó de la mano a bailar folklore y nunca más lo solté. O sea que tengo recuerdos de la escuela y de bailar. Con respecto a FEDE, tengo en mi memoria haber estado bailando folklore, muy chica en un asilo de ancianos, y sentir cantar un niño con su padre, lo que me generó mucha emoción. Tiempo después cuando ya bailábamos juntos, ese recuerdo resulto ser nuestro primer encuentro.

Fede: Aparte de andar por las calles de mi barrio todo el dia jugando con mis amigos, también de muy pequeño, como dijo Nuria, cantaba con mi papá. El tocaba la guitarra y yo cantaba junto a él. Mis Padres también bailaban folklore pero a mí todavía no me gustaba, aunque al ser el menor de dos hermanos siempre me llevaban a las peñas y a diferentes lugares de canto y baile, hasta que un día me llevaron, medio obligado, a la misma academia donde estaba Nuria. Ahí nos conocimos. Ambos éramos muy niños y nunca imaginé que iba a ser mi compañera de vida.

¿Por qué empezaron a bailar tango?
El tango apareció de casualidad, ya estando nosotros instalados en Buenos Aires. Comenzamos cursando materias en la UNA y de a poco nos fue atrapando. En un principio no era algo que nos atrajera, veníamos del folklore y nos costaba mucho sacarnos las botas y los zapatos para ponernos los de charol y el taco aguja. Pero de a poco nos fue cautivando y en nuestra primer gira con la Compañía Municipal de Ituzaingo, alguien tenía que hacer un cuadro de tango y nosotros nos animamos, sin tener muchos conocimientos. Nos costó horrores, pero ese fue el puntapié inicial para comenzar a bailar tango.
El porque no lo sabemos, el tango tiene eso de inexplicable y de mágico. Creemos que nada sucede al azar, mucho influyó nuestra relación y nuestras ganas de aprender.

¿Con quién se formaron en el tango?
Hablando de nuestra formación dentro del tango, el primer gran maestro, quien nos dió la primera oportunidad de aprender y guiarnos dentro de su estética tan especial, fue Leonardo Cuello. El nos ingresó dentro del tango y nos mostró todas las gamas de colores que tiene este lenguaje tan especial.

En nuestro afán de crecer y buscar una estética personal del baile, hemos tomado clases con muchos profesores reconocidos y no tan reconocidos, debido a que para nosotros todos tienen algo para ofrecer.
El año pasado también tuvimos el privilegio de formar parte del ENTA, un espacio de formación que funcionaba en el CCK. Un lugar donde pudimos tomar clases con grandes referentes del tango, donde semana a semana eran visiones y aprendizajes diferentes. Una experiencia impagable, que lamentablemente este año no se pudo continuar.

Para nosotros la formación nunca se termina, siempre seguimos tomando clases y seminarios que nos interesen y lo seguiremos haciendo, ya que para nosotros eso es crecimiento.

¿Por que tango escenario?
No tenemos una explicación concreta. Pero pensándolo bien, el tango escenario fue nuestra entrada directa a este nuevo mundo, porque justamente lo primero que tuvimos que hacer fue aprendernos una coreografía. A partir de ahí nos dimos cuenta que los elementos del tango salón nos ayudaban, colaboraban en nuestra búsqueda artística.

Personalmente pensamos que para hacer un buen tango escenario, hay que tener también del otro tango, ambos van de la mano. El tango escenario nos genera atmósferas diferentes, que por 3 o 4 minutos, según lo que dure el tema, dejamos de ser Nuria y Federico, para representar algo que queramos contar.

¿Qué recuerdan del momento en el que los premiaron en el Mundial?
Cuando clasificamos en la final en tercer puesto, ese fue el momento menos pensado y menos imaginado para nosotros. Es más (dice Nuria) cuando pasò el quinto puesto, Fede me dice: “te amo”, me agarra la mano como despidiéndose de la competencia y segundos después nos nombran!, ese fue el final de nuestra competencia, ahí recibimos el premio. La final para nosotros, fue disfrutar, más allá de que siempre lo hacemos, pero el disfrutar sin ningún tipo de presión ni búsqueda de ningún podio. Fue el mostrar nuestro trabajo, nuestra búsqueda y que nos conozcan por lo que hacemos. El premio vino y obviamente que nos sorprendió, nos emocionó y solo recordamos el haber estado en ese escenario rodeado de grandes colegas y amigos, que cualquiera de los que estuvo esa noche podría haber llegado a estar en nuestro lugar, porque todos se lo merecían.

¿Cómo armaron lo que presentaron en el mundial?
Las coreografías que armamos nos llegan por diferentes lados. Esta particularmente nos llegó por escuchar el programa Encuentro en el Estudio. Cuando escuchamos desencuentro, nos miramos y dijimos “tenemos que armar este tema”. A partir de ahí comenzamos a darle forma de a poco.

Comenzamos a presentarlo en diferentes milongas, mitad tenía coreografía y la mitad era improvisada. De a poco se fueron fijando elementos y solo fue tomando forma. Esto fue lo más lindo de este tema, y es que nunca lo pensamos para algo en especial, al punto que tanto mi hermana Yanel Lazo como mi cuñado Alexis Rubio nos decían que era un tema para presentar en el mundial y nosotros no lo creíamos así, veíamos el mundial de otra forma, como una competencia y no como un lugar para expresar o mostrar el trabajo de uno, pero bueno debemos reconocer que tenían razón. Semanas antes de presentarnos nos juntamos con un gran amigo y referente que es Jonathan Spitel. Le dijimos que queríamos presentarnos en el mundial, le mostramos la coreografía, y él terminó dándole el cierre final.

Ni hablar de la ayuda impresionante que recibimos de nuestro círculo íntimo de amigos, que casi todos son grandes bailarines y profesionales, que nos dan su visión sincera, respetuosa y sobre todo llena de afecto.

¿Dónde están trabajando hoy en día?
Trabajamos con 2 compañías: la de Jonathan Spitel y Betsabet Flores: A pasos de tango y la de Leonardo Cuello con la cual estamos presentando: Infinito Tango en el Ctro. Cult. Borges. Estamos muy cómodos y felices. También damos clases en el espacio de extensión que tiene La UNA que se llama “tango de Una”, con el cual comenzamos ya el año pasado. Y obviamente como muchas parejas de Tango trabajamos de noche en casas de Tango, específicamente ahora estamos en “La Ventana”.

¿Qué proyectos tienen para el futuro?
Estamos organizando nuestra primera gira de manera independiente, siempre tuvimos la suerte de viajar con compañías y creemos que es el momento de empezar a mostrar nuestro trabajo. No es sencillo buscar lugares, invertir tiempo, dinero, ganarnos la confianza de las personas para que vean nuestro trabajo y apuesten a nosotros. Últimamente nos llamaron de varias milongas para realizar exhibiciones y la verdad que nos gusta mucho. Disfrutamos poder llevar nuestro trabajo a las milongas, poder mostrar el tango escenario en la pista de la milonga.

¿Se van a presentar este año?
Siendo sinceros no creo que este año estemos en el Mundial y esto es porque el Mundial pasado fue muy lindo para nosotros y lo tomamos de una manera muy relajada, mostrando algo que teníamos ganas de bailar sin pensar en resultados, ya que solo hay un ganador y esa presión no nos sirve a nosotros. Para este año no queremos presionarnos, ni entrar en la vorágine que genera la competencia, entonces preferimos seguir siendo honestos con lo que sentimos y con lo que queremos mostrar…

Entrevista realizada por Juan Pablo Librera para la Revista PUNTO TANGO 117, JULIO de 2016

Foto: Fuentes2Fernandez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s